top of page
  • Foto del escritorCibernet SEP

¿Por qué da flojera la escuela?

Actualizado: 24 may 2023

La Preparatoria y sus obstáculos: hablemos de temas reales


¡Te doy la bienvenida al blog de educación más sincero que vas a encontrar! No estoy aquí para convencerte de que la escuela es lo más fácil y llevadero del mundo; por el contrario, en este espacio hablaremos de temas reales a los que se enfrenta un estudiante (de la edad que sea) y cómo solucionarlos.



¿Te ha pasado que empiezas algo y no lo puedes concluir? Bueno, pues es normal. Es más, casi todas las personas de tu alrededor han experimentado ese proceso.


Pese a lo comúnes que son estos patrones de comportamiento, la Secundaria, Preparatoria y Universidad hoy en día son indispensables para encontrar una fuente de ingresos que cumpla, por decirlo así, con el mínimo de necesidades para sobrevivir de manera satisfactoria. Entonces, ¿Cómo podríamos solucionar este problema? Exploraremos tres grandes trabas a continuación:


Indagando el porqué de tanta flojera


Una de las principales situaciones a las que se enfrenta el estudiante promedio es la apatía. Aceptémoslo: somos seres humanos que atraviesan complejos problemas cotidianos, como para encima preocuparse por asistir a un lugar que no produce el mínimo interés. Si a esto le sumamos que tenemos que pagar por algo que nos desagrada, el resultado será una Preparatoria trunca sin lugar a dudas.


Por lo anterior, es necesario buscar alternativas que nos llenen como personas y no sólo como estudiantes. Lograr que la Preparatoria (o cualquier nivel académico) sea mucho más que solo apuntes, resúmenes y "jalones de oreja" es la clave. El aprendizaje debe ser integral, por lo que necesita nutrirse de experiencias, conocimientos empíricos y la interacción cuerpo a cuerpo que todos necesitamos. Incluso si estás por ingresar a un sistema en línea, descubrirás que pertenecer a un grupo de WhatsApp y sentir la presencia virtual de tus compañeros, te llenará de gozo. ¿A quién no le encanta reírse con un buen sticker?


Debemos abandonar el viejo dogma de que la escuela debe ser aburrida, tediosa, ordinaria, rutinaria... ¡No! Buscar el lugar adecuado para continuar tus estudios es el primer paso a seguir.


Con esto no quiero decir que tienes que relacionarte, hacer amigos y cantar todos juntos de la mano. El contacto humano comienza desde el saludo con los directivos. Desde el instante número uno en que asistas a pedir información, la calidez del instituto y sus administrativos jugará un papel fundamental en cuanto a tus ganas de continuar.

Motivación

Ancianos y jóvenes, adultos y chavos... Todos hemos, vivido ese terror del típico profesor intransigente que daba pánico solo de verlo entrar al salón. Esos recuerdos, aunados a la sensación de inutilidad que producía una materia reprobada en la boleta, generan pequeñas heridas emocionales que nos llevan a pensar que "no podemos". Cosa que es totalmente errónea. Claro que se puede, pero no nos enseñaron cómo. De ahí la importancia de encontrar una escuela que se acople a ti y no al revés; debes sentirte cómodo, capaz de expresarte y de establecer un vínculo real con los conocimientos que adquieres. La rigidez y prepotencia docente ya está pasada de moda.


¿De qué me sirve el teorema de Pitágoras? ¿Yo para qué necesito aprender fórmulas? ¿Para qué aprenderme la fecha de Independencia si ya pasó? Todas estas preguntas son importantes al principio de cada materia. Esta será la motivación para hacer con entusiasmo las tareas y proyectos. Encontrarle un sentido a las asignaturas y a los temas de clase es indispensable. OJO: No todo es chamba del profe; tú también debes interesarte, buscar en Google, preguntarle a tu abuelito, etcétera.


¿La edad importa?


No. Nuestro cerebro es capaz de generar neuroplasticidad, que es la capacidad que tiene este órgano para adaptarse a seguir adquiriendo conocimientos, así hayas nacido hace casi un siglo.


No profundizaré en este tema porque es muy simple: si quieres, puedes. Ser estudiante no es cuestión de edades, sino de intereses. Biológicamente tu cuerpo nunca deja de aprender; por el contrario, todo el tiempo nos estamos adaptando a diversas situaciones que nos llenan de conocimiento en cualquier etapa de la vida.


Tal vez te enseñaron de pequeño que debías cumplir ciertos logros a tales edades, pero no son más que imposiciones sociales. Si te aventuras a iniciar un proceso académico, descubrirás que hay gente mayor que tú terminando una licenciatura.


¡DEJA DE ENGAÑARTE A TI MISMO!



22 visualizaciones1 comentario

1 Comment


Denisse Ruiz
Denisse Ruiz
May 25, 2023

Es cierto ☹️

Like
bottom of page